Suscríbete
Suscríbete

​Prioridades del comercio exterior para el sector químico

Repsol en La Pampilla
La industria química es el segundo mayor sector exportador de la economía nacional.
|

La reducción y eventual eliminación de aranceles químicos, la disminución de barreras arancelarias y no arancelarias y un sistema de defensa comercial efectivo y eficiente son las prioridades en materia de comercio exterior que Feique desgrana en su interesante informe sobre ‘Comercio Exterior de la Industria Química’. Las siguientes páginas lo detallan.


La industria química es el segundo mayor sector exportador de la economía nacional. Los mercados exteriores, donde ya realiza el 55,5% de sus ventas -alcanzando los 36.535 millones de euros-, siguen siendo un escenario clave para su crecimiento debido a su competitividad, capacidad de adaptación y apertura a nuevos mercados.


Busch Iberica


Este campo de actividad, que acumula desde 2007 un incremento de las exportaciones del 60%, sigue teniendo a la Unión Europea como principal área de destino de sus exportaciones, en concreto Francia, Alemania e Italia constituyen los principales países de destino.


No obstante, a pesar de que la Unión Europea sigue acaparando el grueso de las exportaciones, en los últimos 15 años el destino se ha diversificado ganando terreno de un modo importante otras zonas geográficas del globo como Estados Unidos, México, Canadá, China, Polonia, Japón o Brasil y Magreb, donde se exporta cada vez más.


Análisis del comercio de productos

La difícil situación que nos ha tocado vivir en nuestro sistema socio-económico ha puesto de relieve importantes vulnerabilidades, pero también ha abierto una ventana de oportunidades y aprendizajes que debemos saber aprovechar tratando de no caer en un cortoplacismo sin amplitud de miras.


Por si aún teníamos alguna duda, el coronavirus nos ha mostrado que la economía global en la que estamos inmersos es compleja e interdependiente y que la resiliencia o capacidad de adaptación de las empresas y sus operaciones productivas seguirá siendo clave en la era post-covid.


Ha sido precisamente este shock en el que todos nos hemos visto sumergidos, con un comercio y sistemas de abastecimiento internacionales que se han visto colapsados y quebrados, el que ha llevado a poner, inesperadamente, el foco social y político sobre la industria en dos direcciones relacionadas entre sí. 


Una como proveedora, en el ámbito nacional, de materias primas estratégicas con las que responder con celeridad a la demanda de productos de primera necesidad ante una emergencia. 


Otra, como respuesta eficaz y solvente a la recuperación económica. Porque la industria ha demostrado históricamente ser tractor de la economía, un sector productivo con potencial real de generar a su alrededor un tejido empresarial sólido. Y, sobre todo, con capacidad de generar riqueza y empleos de calidad. 


Tubo Ensayo


Y así es, puesto que los países con una industria más consolidada son casi siempre los que mejor afrontan los envites de las crisis, sean de la índole que sean.


Iniciamos el año con la industria química en su momento más álgido alcanzando en 2020 un volumen de ventas fuera de nuestras fronteras de 66.433 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 1,2% con respecto al año anterior, datos que será difícil volver a alcanzar mientras que no se controle la pandemia y permanezca, por tanto, la inestabilidad de los mercados internacionales. 


Hay que tener en cuenta que según avanza la pandemia, las empresas y las fronteras se abren y cierran, dibujando un panorama de gran incertidumbre.


Los principales ejes de competitividad para el futuro del sector se centran en varios aspectos clave: la necesidad de apostar por una política industrial, enfocada a empresas de alto valor añadido y a potenciar un tejido productivo intensivo en innovación y vocación exterior; también se centra en propiciar unos costes energéticos competitivos; además de en los recientes acuerdos en el ámbito del transporte; así como en la relevancia de la I+D en la industria química española.


Mediante el presente informe se pretende dar a conocer la situación actual y la evolución del comercio exterior de la industria química española. 


Durante el desarrollo del informe se analizan tanto las exportaciones, como las importaciones; así como el resultado de la balanza comercial en el horizonte 2014-2020, desde la perspectiva de subsectores y área geográfica. 


El principal objetivo de este análisis es mostrar una fotografía fiel de la situación actual que permita estudiar la posible evolución de los mercados.


Estímulo de la competencia

El comercio de productos químicos en todo el mundo estimula la competencia, proporciona incentivos para desarrollar nuevos mercados a través de la innovación y estimula la eficiencia de la producción. Sobre todo, ayuda a mejorar la calidad de vida humana. Un actor históricamente importante en el mercado químico mundial, la industria química sigue beneficiándose de las oportunidades comerciales.


Tanto las exportaciones como las importaciones de productos químicos registraron un aumento en 2019 en comparación con 2018 y si se han descendido en 2020 ha sido debido a la pandemia y sus consecuencias que todavía seguimos sufriendo. Las exportaciones de la industria química española alcanzaron más de 36.500 millones de euros en 2020, un 6% menos que en 2019.


Repsol technology 3


Los productos químicos farmacéuticos son el sector exportador que mejor se han comportado en este año tan complicado representando un tercio del total de las exportaciones químicas (35%).

Las importaciones químicas alcanzaron los 45.100 millones de euros en 2020. Petroquímica fue el mayor importador de productos químicos en 2019 (35%), seguido de productos químicos y polímeros especializados, contribuyendo con 26% y 19%, respectivamente. La inorgánica básica representó el 11% de las importaciones totales y, con el 8%, los productos químicos de consumo fueron el sector importador más pequeño.


En 2020 el déficit comercial se incrementó un 13% respecto a 2019. Pero hay que destacar que en el análisis comercial se registró un superávit comercial en varios subsectores, como los productos para la protección de plantas, productos químicos de consumo y polímeros. La industria química depende del libre comercio y de los mercados abiertos, tanto para sus materias primas como como puntos de venta para sus productos. 


La industria depende cada vez más de clústeres estrechamente interconectados que participan en cadenas de valor globales. Y, por ello, los resultados 2020 no son tan positivos como se esperaban. En el cuadro inferior se muestran las cifras más relevantes del comercio exterior.


De estos datos se desprende la fuerte apertura comercial experimentada por este sector, de manera que está cubriendo ya la demanda nacional cerca del 40 % y está suministrando el 55,76% de su producción a otros mercados, principalmente de la Unión Europea.


Prioridades del comercio exterior

La nueva Comisión Europea lanzó en 2020 una consulta similar a la realizada en el pasado, que dio lugar a ‘Trade for All’. Esta revisión de la política comercial viene en un momento donde la Unión Europea acaba de aprobar nuevos mecanismos, como la protección de la inversión y en un momento donde la OMC se encuentra muy debilitada.


Antes de que se hablara de globalización en la escala política, las empresas ya habían empezado a internacionalizarse de tal manera que el sector químico es uno de los sectores industriales más globalizados de la UE y, por tanto, depende en gran medida de un comercio abierto y justo


Más del 25% del valor de nuestra producción anual de 565.000 millones de euros (2018) se exporta al mercado mundial, lo que genera un superávit comercial anual de aproximadamente 45.000 millones de euros. En el caso de España, casi el 40% de las exportaciones tiene como destino mercados no europeos.


El sistema, basado en las normas de la OMC, ha creado un entorno comercial previsible y estable para nuestra industria, que le permite crecer e invertir a nivel mundial debido a la disminución de la incertidumbre. 


Además, los aranceles de los productos químicos son bajos entre los países participantes en el denominado Acuerdo de Armonización de los Aranceles de Productos Químicos (CTHA), un acuerdo plurilateral y ampliado a los principales países productores de productos químicos que se han adherido desde entonces a la OMC (como China, Rusia, Arabia Saudita...).


Sin embargo, otros países importantes como India y Brasil no forman parte del CTHA y aplican aranceles más elevados. Por ello, se insiste en la eliminación multilateral de los derechos de importación de productos químicos a favor de la apertura del comercio y la libre circulación de las materias primas.


La industria apoya los intentos de reformar la OMC, pero depende cada vez más de la vía bilateral para la liberalización del comercio que desarrolla la Unión Europea. También preocupa que no se alcance un acuerdo comercial con nuestro mayor socio comercial, los Estados Unidos (20% del comercio de productos químicos de la Unión Europea) y la situación de la negociación del acuerdo con el Reino Unido. Desde comienzos de este siglo XXI, se ha producido un desplazamiento de la producción química a regiones de gran crecimiento (Asia) o ricas en materias primas (Oriente Medio).


En 2009, China se convirtió por primera vez en el mayor productor mundial de productos químicos, representando el 23,6% de las ventas mundiales de productos químicos, seguida de la UE, que representa el 23,4% de las ventas mundiales. El gigante asiático ha seguido ganando cuota de mercado desde 2009 en detrimento de Europa.


Sin embargo, los datos de 2019 muestran que, con un 17%, la industria química de la UE ocupa el segundo lugar en las ventas totales. Los Estados Unidos contribuyen con un 14%. Si bien la competencia mundial ha cambiado significativamente en los últimos diez años, ello no ha dado lugar a una reacción proteccionista de la industria química europea.


Intervención gubernamental limitada

El sector quiere que siga siendo así, ya que la UE debe permanecer abierta y evitar cualquier sentimiento proteccionista. Además, en lo que respecta a la selección de las inversiones, el sector prefiere mantener un enfoque liberal con una intervención gubernamental limitada, siempre que se respeten las normas de la UE.


La UE debe seguir abierta a la inversión extranjera directa en el sector químico en un mundo en el que las inversiones fluyen cada vez más hacia otras partes, por ejemplo, China, el Oriente Medio y, más recientemente, los Estados Unidos, a raíz del auge del shale gas.


Por otra parte, la política comercial de la UE debe integrarse en este contexto más amplio. Es decir, debe ir acompañada de una política industrial donde nos aseguremos la igual de condiciones y no creemos nuevas normas sin evaluar su impacto socio-económico.


La industria química es un proveedor de soluciones para muchos de los objetivos incluidos en el Green Deal, los del Desarrollo Sostenible (SDG), para la transición a una economía circular y baja en carbono. Para ello, necesita seguir siendo competitiva. Serán necesarias grandes inversiones y sin un marco estable no se darán las condiciones necesarias para que la industria siga prosperando en la UE.


La política comercial debería garantizar que el acceso a los mercados de terceros países para las exportaciones permanezca abierto y se garantice el acceso a la energía (renovable) y a las materias primas, incluidas las materias primas renovables, como el azúcar y el etanol, a precios competitivos.


En este contexto, la autonomía estratégica que está proponiendo la Comisión Europea no solo se extiende al suministro diversificado de sustancias activas farmacéuticas (APIs), sino también a las materias primas para la producción de baterías en la UE


Propiedad Intelectual e Industria

La Propiedad Intelectual e Industrial es de suma importancia para la competitividad de la industria química y es un elemento estratégico en áreas como la innovación y el comercio. 


Debe garantizarse una armonización del marco internacional en los FTA, de manera que la información confidencial sea protegida de manera adecuada y no se permita la divulgación sin autorización a terceros.


Igualdad de condiciones

El sector químico está convencido de que la libre competencia sigue siendo una piedra angular para que la liberalización del comercio sea efectiva. 


Por lo tanto, FTA debe estar constituido por normas que garanticen la igualdad de condiciones para todos los operadores económicos independientemente de su nacionalidad o estructura accionarial, evitando la competencia desleal.


Empleo y medio ambiente

El sector químico fomenta acuerdos de libre comercio que no solo fomenten un mayor comercio e inversión, sino que a su vez resulten en beneficios para los trabajadores y el medio ambiente.


La agenda comercial debería abarca una amplia gama de actividades comerciales, incluidas las áreas emergentes de oportunidad y aplicación de productos, servicios, procesos y bienes que pueden contribuir a nuevos objetivos multilaterales, como la agenda Ambiental (Green Deal), los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, y fomentar una mayor innovación económica y ambientalmente sostenible.


Se debería de trabajar juntos a fin de identificar y promover un programa propicio que fomente nuevas inversiones. Y optimizar el acceso a los mercados de terceros países en todo el mundo en apoyo de la implementación de productos y tecnologías que permiten alcanzar estos objetivos y evitar políticas restrictivas o punitivas que desalienten la innovación.


Solución de disputas

Los tratados de libre comercio deben incluir un mecanismo de solución de disputas que sea transparente e independiente de las entidades involucradas en la misma.


Normas de origen flexibles y aranceles cero

Continuamos abogando por normas de origen sencillas y flexibles en los acuerdos bilaterales y multilaterales que permitan a las empresas elegir su origen de un catálogo de alternativas. 


El nuevo acuerdo UE27-UK ha incorporado la propuesta armonizada a nivel internacional por el sector químicos de unas normas de origen que cumplen estos objetivos de sencillez y flexibilidad en sus criterios. Lo idóneo sería que estar normas se aplicarán en los próximos tratados de libre comercio o como norma de la OMC.


Mayor transparencia en la OMC

Durante la pandemia COVID-19, los miembros de la OMC han publicado una amplia gama de nuevas medidas de distorsión del comercio, en particular en la esfera de las restricciones a la exportación. Muchos miembros de la OMC no notificaron esas medidas a los comités pertinentes de la OMC ni ofrecieron a las partes interesadas la oportunidad de formular observaciones significativas. 


Para que la OMC haga un buen servicio a la sociedad civil y la industria y funcione de manera óptima, debería haber los mecanismos para que el sistema sea lo más transparente posible. Es por ello que en la posible reforma de la OMC sería relevante que se incrementase la transparencia, promoviendo las notificaciones y formalizando mecanismos para que la sociedad civil y la industria aporten información sobre la labor de la OMC y sus comités.


Apertura de nuevos mercados y comercio digital

La industria química se beneficia sustancialmente de la digitalización al implementar la fabricación avanzada. El comercio digital basado en el libre flujo de datos a través de las fronteras es fundamental para los fabricantes de productos químicos, que generan datos para el cumplimiento normativo, la innovación técnica, el desarrollo de las capacidades de los empleados, la seguridad en el lugar de trabajo y la gestión global de los clientes.


Será fundamental contar con disposiciones de última generación sobre la promoción de la privacidad de los datos, la habilitación de flujos de datos transfronterizos abiertos, la prohibición de los requisitos de localización de datos y el fortalecimiento de la ciberseguridad, respetando los derechos de propiedad intelectual. Los flujos de datos son esenciales para establecer y mantener cadenas de valor globales.


Por lo tanto, el sector químico apoya las negociaciones en curso, incluida la ampliación de la moratoria de las transacciones de comercio electrónico, e insta a la OMC a que establezca prácticas económicamente viables en materia de privacidad de datos, ciberseguridad y otras cuestiones relativas al comercio digital.


Extracto del Informe de Comercio Exterior de la Industria Química. Datos provisionales 2020), elaborado por Feique y ChemSpain, con la colaboración de Altair Soluciones Reales.


Comentarios

APQ ETIQUETAS ENVASES
APQ ETIQUETAS ENVASES
almacén APQ APQ Conterol

El siguiente artículo aborda los puntos a tener en cuenta en un proceso seguro de almacenaje de productos químicos en función del Reglamento APQ recogido en el Real Decreto 656/2017.

Comenta
Paisaje verde
Paisaje verde
Enagás proyectos descarbonización Hidrógeno

El objetivo de estos proyectos es contribuir a la descarbonización de la industria y del sector del transporte (terrestre y marítimo) y abordar la transición ecológica de una forma justa e inclusiva...

Comenta
Cepsa Detal 3
Cepsa Detal 3
cepsa refinerías San Roque tecnología Detal

Cepsa intensifica su apuesta por la innovación, la seguridad y la sostenibilidad mediante la puesta en marcha, en la refinería de Gibraltar-San Roque (Campo de Gibraltar, Cádiz), de la primera planta química en España en emplear la tecnología Detal.



Comenta
Puente mayorga 3
Puente mayorga 3
cepsa refinerías tecnología Detal

Sin duda, la química es uno de los motores de la internacionalización de Cepsa. En las plantas químicas que tiene a lo largo del mundo y que te resumimos en las siguientes páginas, la compañía transforma el crudo en productos finales y en materias primas para otras industrias

Comenta
Repsol tarragona
Repsol tarragona
Repsol descarbonización Tarragona

Repsol se unirá al proyecto Ecoplanta junto a Enerkem, especialista tecnológico con sede en Montreal, y a Agbar, experto en gestión de aguas y residuos, para construir una planta de conversión de residuos en nuevos...

Comenta
Revista PQ
NÚMERO 1259 // 2021
Consulte el último número de la revista

Empresas destacadas

REVISTA