04/05/2018
Revista PQ
Entrevista a Arturo Trujillo, director global de Consultoría de Seguridad de Procesos Dekra Process Safety
“La formación desempeña un papel esencial en la seguridad industrial”
Arturo Trujillo, director global de Consultoría de Seguridad de Procesos Dekra Process Safety. Arturo Trujillo, director global de Consultoría de Seguridad de Procesos Dekra Process Safety.

Arturo Trujillo es doctor ingeniero industrial por la Universidad Politécnica de Cataluña y doctor en Ingeniería por la Johns Hopkins University. Desde 1986 ha trabajado en los campos de la consultoría e ingeniería de Seguridad de Procesos y Medio Ambiente, de la mano de multinacionales de la talla de la francesa Technip (actualmente FMC Technip). Desde 2012 ha desempeñado el puesto de director en la compañía Dekra Insight en nuestro país, y desde principios de 2018 es responsable global de Consultoría de Dekra Process Safety. En la siguiente entrevista, nos cuenta la importancia de la seguridad industrial en todos sus niveles.

Revista PQ.- ¿Están nuestras empresas concienciadas de la importancia de la Seguridad Industrial?

Arturo Trujillo.- Desde el punto de vista de la concienciación, nosotros distribuimos las empresas en una escala que va desde las motivadas por el cumplimiento hasta las motivadas por los valores, con varios niveles intermedios. Las motivadas por el cumplimiento son aquellas compañías para las que la seguridad es una imposición (posiblemente legal), son puramente reactivas. Las motivadas por los valores son aquellas para las que la seguridad forma parte de los valores de la compañía, y son altamente proactivas. Se definen con la frase “la seguridad es lo que hacemos”. Desde luego, existe una evolución desde las primeras hacia las segundas, con diferentes grados y velocidades en función de sectores industriales y áreas geográficas. Podemos afirmar que en España la distribución es similar a la de los países de nuestro entorno.

Revista PQ.- ¿Es una utopía alcanzar la accidentalidad cero en el sector industrial?

A.T.- Teóricamente no podremos asegurar en ningún caso la accidentalidad cero. Por más tiempo que llevemos sin sufrir ningún incidente, nunca podremos descartar que éste pueda producirse en el instante siguiente. Y, en realidad, la complacencia es uno de los mayores enemigos de la seguridad: ¿cuántas veces hemos oído la frase “llevamos haciendo lo mismo desde hace 20 años y nunca ha pasado nada”?

Hecha esta salvedad, nuestro objetivo no puede ser otro que la accidentalidad cero. Mantener permanentemente la conciencia del peligro es la única forma de asegurar que nos acercaremos al objetivo.

Revista PQ.- ¿Cómo debemos avanzar hacia ese objetivo?

A.T.- Como hemos dicho, el viaje hacia la seguridad empieza por el cumplimiento puro y duro de la normativa y va avanzando, incorporando cada vez más la seguridad como un valor de la compañía. En este viaje nos pueden acompañar diversas herramientas que se han ido desarrollando con los años: seguridad de comportamientos, liderazgo en seguridad, sistemas de gestión de la seguridad… Lo importante es retener que este viaje no termina nunca; siempre queda oportunidad de mejora, y nunca se debe caer en la complacencia.

Revista PQ.- En cuanto a las administraciones, ¿qué papel deben desempeñar?

A.T.- Hasta la fecha, las administraciones han venido marcando “niveles mínimos” de seguridad, generalmente bajo un concepto binario “pasa-no pasa”: si “pasa”, se autoriza la instalación; si “no pasa”, no se autoriza. En algunas ocasiones, la autorización administrativa ha contribuido incluso a generar la sensación de complacencia a la que hacíamos referencia anteriormente.

Sería deseable que en el futuro las administraciones favorecieran la evolución de las empresas hacia grados más avanzados de la seguridad, huyendo de la mera lógica binaria. Para ello, deberán desarrollar instrumentos legales de tipo distinto al conocido hasta la fecha, menos prescriptivos y más funcionales.

Revista PQ.- ¿Qué relevancia ha alcanzado la informática en la seguridad de los procesos? ¿Estamos preparados en el terreno de la ciberseguridad?

A.T.- Desde hace ya décadas, la informática es parte esencial de nuestro quehacer diario. Y, desde luego, la práctica industrial no es una excepción. Es muy rara ya la compañía que no utiliza sistemas de control industrial por ordenador de sus plantas y, desde luego, es impensable que la gestión en capas superiores de gestión no esté igualmente informatizada. El objetivo de toda esta informatización de las plantas industriales ha sido facilitar el acceso a la información y, de rebote, la consecución de este objetivo nos ha hecho vulnerables a los ciberataques.

La ciberseguridad nos asusta por su novedad y el desconocimiento que tenemos de ella; y esto es saludable, como decía anteriormente. Pero, desde luego, el riesgo asociado a los ciberataques no es intrínsecamente distinto de otros tipos de riesgo, como seguridad de procesos, laboral, incluso financiero. El ciclo del riesgo: identificar-evaluar-gestionar-auditar, es universal, y lo único que necesitamos es disponer de las herramientas precisas para cada una de estas actividades. A fecha de hoy disponemos ya de muchas de ellas, y se continúa investigando.

Puede, también en este caso, establecerse una escala como la que comentábamos anteriormente, de compañías motivadas por cumplimiento a motivadas por valores. Actualmente el desempeño en ciberseguridad de las compañías es menor, más próximo a la motivación por cumplimiento, que en seguridad industrial. Pero esto no es de extrañar si se considera la menor experiencia en ciberseguridad.

Revista PQ.- ¿Considera que la sociedad percibe la importancia de la Seguridad Industrial y el esfuerzo que realizan las grandes empresas en esta materia?

A.T.- Siempre es complejo hablar de percepciones, y más cuando el colectivo es tan amplio. Desde luego la sociedad española, como la de los países de nuestro entorno económico y cultural, ha evolucionado enormemente en los últimos años, en la dirección de demandar cada vez mayor seguridad. Así, por ejemplo, en un ámbito distinto del industrial, pero en el que Dekra tiene también un fortísimo compromiso, nuestras cifras de accidentalidad vial se reducen año tras año. Lógicamente, esta demanda conlleva implícita la sensación de que “lo que hacemos no es suficiente”. Es decir, la sociedad percibe que la seguridad, en todos los ámbitos, es importante, y demanda cada vez más.

De alguna forma, las demandas de mayor seguridad por parte de la sociedad lideran al legislador en el desarrollo de normas cada vez más exigentes. Por otra parte, la exigencia social acompaña y empuja también a las compañías -grandes y pequeñas-en el viaje que comentábamos desde el cumplimiento legal a los valores de la seguridad. Y, desde luego, una parte de la reputación de las compañías está directamente asociada a su desempeño en materia de seguridad; máxime con el creciente desarrollo de las redes sociales, y la inmediata difusión de noticias, buenas y malas, que aseguran.

Revista PQ.- ¿Qué papel juega la formación?

A.T.- La formación desempeña un papel esencial. Debemos partir de la base de que ni las empresas ni sus trabajadores tienen ningún interés en tener incidentes de ningún tipo. Si a veces observamos comportamientos inseguros, esto se debe frecuentemente a la falta de formación de la persona que los comete o bien a que no se ha enfatizado suficientemente el riesgo asociado. La insuficiente formación es uno de los gaps que evidenciamos más a menudo en nuestros diagnósticos de seguridad. Y, desde luego, la formación es también un viaje que no termina nunca.

Revista PQ.- ¿Cuáles son ahora las prioridades en su ámbito de actuación?

A.T.- Hasta ahora mis prioridades han sido ayudar a los clientes de Dekra Insight tanto en la Península Ibérica como en otros lugares a avanzar en el viaje de la seguridad que comentábamos. Desde mi nueva posición global, el desafío será más grande, ya que la responsabilidad se extenderá a las actividades globales de consultoría en seguridad de procesos de Dekra Process Safety. En cualquier caso, creo que la visión de la compañía para 2025 resume de una forma meridiana nuestras prioridades: “ser el partner global para un mundo seguro”.

Revista PQ.- ¿Cuáles son a su juicio los retos de futuro?

A.T.- Desde el punto de vista de la seguridad, y siempre según el mío propio, la comunidad industrial debe afrontar dos retos fundamentales. Por una parte, identificar, evaluar y gestionar apropiadamente los riesgos que, inevitablemente, estarán asociados a las nuevas tecnologías. Hemos hablado antes de la ciberseguridad pero, ¿qué pasa con las nanopartículas? ¿y los nano-robots? ¿big data? ¿y las nuevas tecnologías que se están desarrollando hoy mismo en los laboratorios y que ni siquiera nos son conocidas? Recordemos que el primer teléfono inteligente fue introducido en el mercado en junio de 2007. En solo poco más de 10 años, esta tecnología ha alterado significativamente la forma como nos comunicamos, hacemos transacciones comerciales e, incluso, nos comportamos. Análogamente, irán apareciendo nuevas tecnologías en el ámbito industrial que, indudablemente, presentarán nuevos desafíos desde el punto de vista de la seguridad.

Por otra parte, y en el extremo opuesto, debemos también prestar una atención prioritaria al elemento más antiguo, y que está presente en cualquier tipo de plantas industriales: la persona. Curiosamente, la humanidad ha invertido más tiempo, esfuerzo y recursos en determinar las causas del fallo de equipos, componentes y sistemas que en determinar las causas del denominado “fallo humano”. La comprensión que tenemos del cerebro y de la mente humana es todavía muy incompleta e insatisfactoria. Hace ya tiempo que se ha desarrollado la ciencia de la ergonomía fisiológica o anatómica: adaptamos los puestos de trabajo a las características físicas de las personas. En cambio, la ergonomía cognitiva, adaptamos los puestos de trabajo a las características psíquicas de las personas, es mucho más reciente y su aplicación industrial es todavía embrionaria.

Revista PQ.- ¿Cómo valora la labor de Bequinor al servicio de la Seguridad Industrial?

A.T.- Bequinor lleva décadas impulsando la seguridad industrial en España. De hecho, ha llenado el hueco que en otros países llenan asociaciones profesionales, los equivalentes de nuestros colegios profesionales, comisiones mixtas entre industria y administración, agencias federales, etc. Su función es, por tanto, absolutamente insustituible en nuestro actual marco de operaciones industrial.

También puede leer esta entrevista en las páginas 30-33 del número 1240 de la Revista PQ
(DESCARGAR PDF)

*Si desea consultar el número 1240* puede hacerlo a través de este enlace

Más noticias sobre Dekra Process Safety, Bequinor
COMPARTIR
OPINE SOBRE ESTA NOTICIA
* Campos obligatorios
Revista PQ le anima a comentar los artículos publicados al tiempo que le solicita hacerlo con ánimo constructivo y desde el sentido común, por lo que se reserva el derecho de no publicar los comentarios que considere inapropiados, que contengan insultos y/o difamaciones.
Actualidad
La compañía Tepsa, dedicada a la recepción, almacenamiento y reexpedición de graneles líquidos, ha celebrado recientemente...
Los equipos UV Wedeco de la serie Spektron de Xylem Water Solutions España son adecuados para la desinfección de caudales...
A la hora de diseñar y confeccionar una instalación, bien sea neumática o eléctrica, todo ingeniero se plantea una serie...
La anticipación de escenarios y la elaboración de los correspondientes planes de contingencia son dos aspectos...
ChemPlastExpo 2018, encuentro que gira en torno a la innovación en materia de materiales, tecnologías, procesos y...
Concept es el nuevo lanzamiento de Vidmar, una nueva báscula dosificadora con chasis cortado con láser y con piezas...
Burdinola creó hace un año una nueva división denominada SCP (Short Cycle Projects) con el objetivo de contar con un...
El convenio afectará a 285.000 trabajadores y tendrá una vigencia de tres años (2018, 2019 y 2020).
La Federación Empresarial de la Industria Química Española (Feique) y las organizaciones sindicales CC.OO. Industria y UGT...
El Foro Estratégico Europeo de Infraestructuras de Investigación (ESFRI, por sus siglas en inglés) ha seleccionado seis...
Polusólidos 2019 se celebra juntamente con Exposólidos 2019.
El salón de la tecnología para la captación y filtración, Polusólidos, celebrará su segunda edición del 12 al 14 de...
  • Lo más visto
  • Lo más comentado
La revista y el boletín a un solo clic
Boletín
Lea gratis la revista y reciba toda la actualidad del sector a través de nuestro boletín.

Síguenos en las redes sociales
Twitter
Facebook
LinkedIn
Empresas destacadas
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio Más información
Digital Newspapers © Copyright 2017 - revistapq.com | Todos los derechos reservados | Aviso Legal | Política de privacidad | Política de Cookies | Mapa web